Pauper, los bloques y tú

Antes de entrar de lleno en Khans of Tarkir nos preguntamos cómo puede afectar el cambio en la política de publicación de bloques a Pauper.


Como ya sabemos, Wizards ha anunciado un cambio radical sobre cómo irá sacando sus sets. En resumen: de un bloque de tres expansiones más un Core Set por año pasamos a dos bloques de dos expansiones y le decimos adiós a la colección básica.

Este cambio de estrategia afecta sobre todo a Standard: el formato que tira del carro de la compañía acelera sus rotaciones, buscando volverse más dinámico a la hora de establecer metajuegos y de paso, huelga decirlo, optimizar el flujo de ganacias de la compañía. El movimiento ha sido bienvenido como el esperado remedio al estancamiento del formato de los últimos años, causado por la combinación de un pool limitado de cartas y una resolución del metajuego casi instantánea gracias a la contínua celebración de grandes torneos, a la enorme cobertura de los mismo y al escaso incentivo al homebrewing en beneficio del netdecking.

MaRo se ha encargado muy bien de vender este cambio prometiendo sets más consolidados en términos de mecánicas y flavor gracias a su brevedad, a lo cual le podemos sumar la promesa de la (muy necesaria) reimpresión de staples de Modern. Respecto a esto no creo que sea casualidad que las fetchlands de Onslaught hayan aparecido en KTK justo tras este anuncio: Modern se le iba de las manos a todo el mundo y era preciso hacer algo para que las barreras de entrada al competitivo no se asemejasen a las de Legacy. Con suerte el cambio de política significará una reimpresión más agresiva de staples para este y otros formatos, abaratando el coste total de acceso y adaptando el stock a la creciente demanda del juego en general y de Modern en particular. Con más suerte aún, esto podría traspasarse al Legacy fuera de La Lista.
Promesas e hipótesis aparte, el cambio ha sido inusitadamente bienvenido por los jugadores creo que por dos motivos:

  1. La Colección Básica llevaba tiempo recibiendo una aceptación tibia en el mejor de los casos. El hecho de estar a medio camino entre un producto para jugadores avanzados y un portal de entrada para giratierras primerizos le dolía a su identidad y hacía que fuese carne de reimpresiones por lo general poco destacables (con honrosas excepciones como Mutavault o Chord of Calling) que bien podrían encajar en bloques con un cuerpo más definido. De la misma manera, sus chase rares se han limitado por lo general a Standard, con un precio que se disparaba al ser una colección que no se abría en demasía pero que encarecía el formato en general -te estoy mirando a tí, Thragtusk-. Si servir a un amo no renta nunca, servir a dos aún menos.
  2. La calidad de los últimos bloques es bastante alta. Pese a haber sufrido el síndrome «está bien pero no es Zendikar» el tiempo ha dado la razón tanto a Scars of Mirrodin como a Innistrad, y el contener Shocklands le hizo mucho bien a Return to Ravnica. No obstante esta calidad general quedaba algo diluida a través de tres bloques, y siempre uno de ellos se quedaba «cojo» (Dragon’s Maze en RTR o Dark Ascension en INN, por ejemplo). Sacrificar un tercer bloque en beneficio de la cohesión del set es, a priori, una buena idea: si bien seguirá habiendo cartas malas pero necesarias (aquellas que cumplen funciones de relleno en Limitado) la proporción de estas con las usables en construido debería mejorar: a menor espacio físico de diseño la ratio broza/usable debería decantarse al segundo tip.
    • Un apunte: sí, Theros ha bajado el power level general de Standard y palidece en comparación con otros sets. Pero esto no es algo nuevo, y se ha demostrado como deseable de cuando en cuando para no terminar jugando con bichos fuerza/resistencia over nine thousand con prisa y antimaleficio por 1G y diferenciar los ritmos de juego de Standard y Modern (y ya de paso colar un caramelito que asegure la venta del set, como Thoughtseize). Y sí, siempre va a haber gente que diga «las raras de esta colección no son [inserte carta broken aquí]», pero es que si el juego se constituyese sólo de Wurmcoil Engines, Lilianas del Velo y Supreme Verdicts íbamos a tener un problema. Also, Gray Merchant of Asphodel.

En Pauper el impacto económico del cambio de estrategia es obviable: casi la totalidad del pool disponible en el formato toca techo alrededor de los 2-3 euros (Daze y similares, con Oubliette como curioso outlier) y nadie se arruina permanentemente por ello. Lo que sí interesa es especular con qué cartas veremos para el formato en un futuro, respecto a lo que mi humilde opinión es:

  1. El New World Order NO ha sido el fin del Pauper. Delver y Gary son hijos de su tiempo y han sido capaces de definir y redefinir el formato. Además, Pauper lleva alrededor de un bloque y dos expansiones completas de retraso respecto al potencial de brewing debido a la caída de los Dailies durante el bloque de Theros. Esperad ver barajas que usen piezas como Satyr Wayfinder, esperad ver arquetipos nuevos como Simic Madness.
  2. La eliminación de la Colección Básica no debería afectar negativamente al diseño o poder de las comunes, que continúan siendo las bases ejemplares del flavor y mecánicas del set (MaRo habla de esto aquí y aquí). Un Undergrowth Scavenger puede encajar perfectamente con la ambientación Sultai, y un Generator Servant con Izzet. De la misma manera, los Relámpagos caen del cielo a la tierra en todos los planos.
  3. En relación con lo anterior: una mayor consolidación de bloques podría beneficiar a las comunes mediante una mayor explotación de las mecánicas en esta rareza. Si lo que se busca es crear un metajuego de Standard dinámico y variado un aperturismo en los Tiers del formato es necesario, y con menos espacio físico en cada bloque es probable que la ratio broza/jugable se vuelva más beneficiosa para los jugadores.
  4. Finalmente: una mayor rotación de bloques beneficia a Pauper Standard, otorgándole el potencial de convertirse en el formato más dinámico del juego. Recordad: a diferencia de su hermano mayor PSTD no tiene grandes torneos de referencia y su capacidad de aceptación para mazos rogue es bastante amplia, por lo que un mayor ritmo de rotación puede convertirlo en cuna de ideas realmente disparatadas.

Bueno, hasta aquí el pequeño comentario que quería compartir con vosotros sobre esta noticia. Por supuesto, todo son elucubraciones que pueden parecer lógicas, pero Wizards tiene un fortísimo Think Tank detrás que guiará sus decisiones de maneras que seguramente no podamos prever con las herramientas que tenemos. Sólo nos queda esperar al año que viene y ver qué hacen los muchachos de la costa con este juego que amamos y odiamos.

Hasta entonces, como siempre, paciencia y barajar.

2 comentarios sobre “Pauper, los bloques y tú”

  1. Bien, bien, bien!
    Son buenas noticias para los paupeiros entonces. Yo particularmente las recibo con alegría y alborozo, que el descubrimiento de Pauper Standard me tiene contentísimo. Donde tengo más dudas es en que pueda subir el listón de calidad de las cartas, al ocupar las usables el hueco de la broza. La calidad de las comunes de Khans me parece la peorcita de los últimos bloques. Habrá que evaluarlo jugando, pero a primera vista me parece que lo que entra es sensiblemente peor que lo que sale. Y aquí aprovecho para animaros a postear el análisis de la colección. Tó lo que sea daros más trabajo, bienvenido sea.
    Qué gran blog, me cago en la mar!

  2. Buenas!!!
    Esperaba con muchas ganas otra entrada!!!!
    Gran trabajo.

    P.D: Espero que sigáis con los podcast, me encantan.

    Un saludo.

Deja un comentario